Eres de los que fotografía siempre en formato RAW? O eres de los prefiere capturar una fotografía en JPEG? Hoy conoceremos algunos conceptos básicos en fotografía.

¿Qué diferencias existen entre un formato RAW y uno JPEG?

“Un RAW en digital equivale a un negativo o diapositiva en la época de película fotográfica.”

Supongamos que vamos a realizar una sesión de fotografías nocturnas en nuestra ciudad, debemos saber que el RAW es un formato de imágenes en “bruto” o “crudo”, entendiéndose por estos adjetivos, que contiene los archivos de cámara en su totalidad de datos de imagen captada por el sensor.

En la actualidad, es el formato de fotografía digital incondicional, siendo utilizado por todos los fotógrafos de gamma amateur y profesional.

Formatos de fotografía digital

Una vez tenemos claro que es un formato RAW, veamos algunas de sus características:

Ventajas del formato RAW

Para empezar, vamos a señalar qué ventajas nos puede ofrecer el formato RAW respecto a un JPEG convencional:

  • Trabajar en alta definición en el proceso de edición digital gracias a la totalidad de información de color.
  • Compresión de imagen sin pérdidas.
  • Almacena mucha más información que el JPEG en el proceso de compresión. 

Diferencias fotografía RAW vs JPEG

Contras del formato RAW

Una vez vistas las ventajas que nos puede ofrecer el formato RAW, vamos a detenernos en destacar sus desventajas:

  • El peso de los archivos es mayor que un JPEG debido a su sistema de compresión sin pérdidas, como hemos comentado anteriormente. Por consiguiente, en nuestra tarjeta de memoria, no podremos almacenar tantos datos como en formato JPEG, así que sería recomendable llevar siempre encima más de dos tarjetas SD.
  • El formato RAW no es compatible con los visualizadores de imágenes de nuestros ordenadores. Para poder acceder a la previsualización, necesitaremos un software especializado.
  • Si queremos imprimir una fotografía RAW en casa no nos va a ser posible por la cantidad de colores que retiene, en cambio en un formato JPEG no tendremos ningún problema por los colores obtenidos.

Ahora que ya conoces todas las ventajas e inconvenientes de realizar tus fotografías en formato RAW, que no son pocas, cuéntame… ¿con cuál te quedas? ¿RAW o JPEG? ¡Contacta conmigo si tienes alguna duda!

¡Suscríbete al Newsletter!

¡Aprende fotografía GRATIS recibiendo cada semana el nuevo post del blog!

Recuerda confirmar la suscripción con el enlace enviado a tu correo electrónico