Si eres amante de la fotografía, deberás saber que la sensibilidad ISO es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de realizar una buena fotografía. En este post vamos a ver qué es la ISO de una cámara digital de fotografía, además de una serie de consejos para nuestras futuras capturas. ¡Comenzamos!

¿Qué es la sensibilidad ISO de una cámara?

Uno de los factores más importantes que definen la exposición de una fotografía y sobre los que menos comprensión tenemos cuando usamos nuestra cámara es la sensibilidad ISO. Pero, si queremos hacer un buen uso del modo manual de nuestra cámara, debemos aprender a realizar un buen uso de éste ajuste.

La ISO es una ganancia electrónica aplicada al sensor de nuestra cámara que nos permite poder jugar con la sensibilidad de la luz, un factor súper importante en nuestras fotografías.

Tabla explicativa de la sensibilidad ISO.

Teoria de la sensibilidad ISO

Dependiendo del caso, aumentando o reduciendo el ISO, conseguimos fotografiar la situación esperada. Por lo común se ajusta a valores 100, 200, 400, 800, pero depende también del tipo de cámara que usemos, ya que las opciones que presenta varían.

¿Para qué sirve la ISO?

La ISO es ese ajuste de nuestra cámara que nos permite capturar más luz, ante situaciones de poca luz y pocos medios para obtenerla. Por ejemplo, nos va a permitir realizar fotografías nocturnas donde la luz es muy escasa, escenas donde hay poca luz, congelar movimientos muy rápidos o conseguir una adecuada profundidad de campo.

¿Cómo afecta la sensibilidad ISO?

A mayor número de ISO, tendremos mayor sensibilidad y, por tanto, la cámara captará más luz. Sin embargo, a menor número de ISO, menos sensibilidad y la cámara captará menos luz. Cuanta más luz haya en el ambiente menos sensibilidad ISO tendremos que utilizar. Por ejemplo, a ISO 800 tu cámara va a captar mucha más luz, pues va a ser más sensible a la luz que a un ISO 200 donde será  mucho menos sensible.

Diferentes sensibilidades en cámara.

Sensibilidad ISO en fotografía

¿Cómo contrarresto los efectos negativos de la ISO?

Aprender a jugar con la sensibilidad ISO no solo nos puede afectar de forma positiva, sino que hay algunos casos donde su uso puede perjudicarnos. A continuación os muestro una serie de recomendaciones, pero no olvides que tú y solo tú eres el dueño de tu vida, y por tanto de tus fotografías. Con un trabajo constante y una buena observación, sabrás qué actuación tomar ante tus fotografías. ¡No te obsesiones con las normas, las marcas tú!

ISO bajo

Por ejemplo, puede que a una sensibilidad alta, tu cámara baje de calidad, por lo que te aconsejo antes comprobar esto y mantener tu ISO lo más bajo posible, pero teniendo siempre en cuenta las condiciones de iluminación que se te presenten y nunca subexpongas. Un consejo, antes de nada, disminuye la velocidad de obturación o abre más el diafragma. Además, ten en cuenta que la luz varía en cada escena, por lo que tendrás que comprobar la ISO siempre.

Añade luz

Por ejemplo, en escenas de poca luz nos veremos obligados a subir la ISO de nuestra cámara, obteniendo fotografías más claras, al mismo tiempo que aumentará el ruido; pues aumenta en escenas de más oscuridad y, en muchos casos, es el precio a pagar por tener más luz en nuestras fotografías. Si requieres de luz en este caso te aconsejo más bien añadirla.

Correcta exposición

La sensibilidad ISO, junto a la velocidad de obturación y la apertura del diafragma forman el triángulo de exposición.  Para poder mantener el equilibrio, es decir, una correcta exposición; se debe realizar una correcta medición de la luz disponible para mantener el ISO constante, ajustar la velocidad de obturación y la apertura del diafragma antes de disparar.

Evita calor

También recomiendo tener mucho cuidado, por ejemplo, durante el verano; pues el calor puede hacer que el sensor se caliente y aparezca ruido, por lo que evita el calor siempre que sea posible.

No evites siempre el ruido

Por último recuerda no obsesionarte con el ruido, por más que trates de evitarlo, en muchos casos, te será imposible. Y para solventar estos efectos puedes utilizar programas de edición.

Espero que mis consejos os hayan sido útiles y de gran ayuda. ¡No olvidéis contactar conmigo para cualquier duda o comentario!

¡Suscríbete al Newsletter!

¡Aprende fotografía GRATIS recibiendo cada semana el nuevo post del blog!

Recuerda confirmar la suscripción con el enlace enviado a tu correo electrónico