La doble exposición es una técnica donde el fotógrafo tendrá la oportunidad de sacar a la luz toda la creatividad e inspiración que reciba. Hoy queremos que conozcas más acerca de esta técnica y por qué tiene tanto éxito.

¿Qué es la doble exposición en fotografía?

La doble exposición apareció con las cámaras analógicas. En ellas se hacía una fotografía detrás de otra, sin parar el carrete o film, y la segunda imagen realizada se quedaba grabada en el negativo ya expuesto.

Actualmente, el gran avance tecnológico y la llegada de nuevas cámaras fotográficas, programas, aplicaciones, entre otras herramientas, nos han facilitado esta forma de hacer fotografías; dando lugar a métodos mucho más rápidos y eficaces de conseguir fotografías en doble exposición.

Exposición doble en foto

Ejemplo de doble exposición en blanco y negro

Explicado ésto, cómo conseguimos este tipo de fotografías es bien simple. En primer lugar, podemos utilizar cámaras réflex que cuentan con una función que se llama “exposición múltiple”, en este caso la cámara de forma automática captura una primera fotografía y la superpone en el encuadre con el que estés trabajando; acoplándola así con la siguiente imagen.

En un segundo lugar, existe la opción de cámaras que te permiten superponer dos fotografías de manera automática; consiguiendo así una fotografía con doble exposición.

Y en tercer lugar, puedes tomar la opción de usar una serie de aplicaciones que existen en el mercado, muchas de ellas gratuitas. O puedes usar programas de edición muy buenos como Photoshop.

Como montar la doble exposición en photoshop

Como conseguir la doble exposición

Consejos para hacer fotografías con doble exposición

Conseguir una buena fotografía con doble exposición no es tarea fácil, por ello a continuación os facilito una serie de consejos con los que conseguirás dominar la técnica.

Planifica tus capturas

Si queremos obtener buenos resultados, cuando se trata de doble exposición, va a ser de vital importancia que planifiquemos nuestras capturas. Combina técnicas, usa nuevos elementos, piensa escenas; todo va ser de gran ayuda en la obtención de impresionantes tomas.

Simplicidad en la combinación

Algo que aconsejo es hacer composiciones lo más simples posibles, donde se entienda el mensaje que se quiere transmitir. Por ejemplo, podemos combinar el factor humano o animal. Otra opción podría ser combinar el factor humano con la naturaleza, algo que suele ofrecer muy buenos resultados. 

Evita cargar las fotografías con demasiados colores, puedes lograrlo manteniendo una cantidad mínima de colores en cada una de ellas. Una idea puede ser realizar una de ellas en blanco y negro.

Cuida las luces y las sombras

Si quieres que tus fotografías con doble exposición sean creativas y llamen la atención, vas a necesitar una buena combinación de luces y sombras.

Controlar las zonas en sombra nos permitirá sacar un mejor partido de nuestras fotografías, por lo que ten muy en cuenta el contraste de éstas. Una buena idea es que tu primera fotografía esté realizada en contraluz.

Puedes invertir el sentido de la fotografía

Las dos fotografías no tienen por qué estar orientadas en la misma posición. Algo que suele quedar bien en este tipo de fotografía es invertir el sentido de una de las fotografías para así poder fusionarla con la otra.

Una técnica que tiene un gran éxito entre fotógrafos y aficionados a la fotografía, ya que es un tipo de fotografía donde la creatividad aumenta; pudiendo fotografiar todo lo que hacías antes pero combinándolo con cualquier otro objeto, sujeto o circunstancia.

Montaje de doble exposición

Ejemplo de doble exposición

Las posibilidades con esta nueva técnica que te muestro son infinitas. Ahora ya puedes conseguir esas composiciones imposibles que te surgían en la mente y expresar todo aquello que desees. ¡Comienza a practicar!

¡Suscríbete al Newsletter!

¡Aprende fotografía GRATIS recibiendo cada semana el nuevo post del blog!

Recuerda confirmar la suscripción con el enlace enviado a tu correo electrónico