A los amantes de la fotografía nos encanta la idea de viajar, salir de la rutina y llevarnos la mochila repleta de fotografías de nuevos paisajes. Si estás pensando viajar y te ha surgido el momento de decidir qué objetivos llevar en tu maleta estas vacaciones, no te puedes perder lo que cuento en este post.

Los mejores objetivos fotográficos

A medida que pasan los años, vamos coleccionando infinidad de herramientas que nos facilitan la vida a la hora de inmortalizar una escena, pero es cierto que la fotografía de viajes es imprevista, en muchas de las ocasiones, y no podemos ir con una mochila muy pesada. Lo primero por salud y lo segundo por comodidad y tiempo real de disfrute.

Antes de comentar los objetivos fotográficos que considero imprescindibles en un viaje, te recomiendo que resuelvas una serie de decisiones que harán tu elección más fácil: 

  1. Qué tipo de fotografías busco en este viaje.
  2. Qué distancia focal necesito para estas fotografías.
  3. Qué condiciones lumínicas estimo tener.
  4. Qué clima voy a encontrarme en el destino.
  5. Cuánto peso estoy dispuesto a llevar.

Ahora que ya conoces las cuestiones que debes de plantearte, pasamos a comentar las características de algunos de mis objetivos preferidos para viajes. Sobra decir que existen infinidad de objetivos y que me limito a comentar los que yo considero imprescindibles.

Objetivo todo terreno

Este objetivo siempre va en mi maleta. Un teleobjetivo muy versátil, que nos permite cubrir una amplia cantidad de distancias focales y bajar así el peso de nuestra mochila. El único inconveniente es que se puede perder algo de calidad en la fotografía y la definición de la imagen no tiene quizás tanta calidad como con objetivos más especializados.

Es un objetivo que nos permite prácticamente todo, por ejemplo ir desde distancias focales de 18 a 200. Un objetivo que me permite fotografiar desde primeros planos de personas o animales hasta paisajes desde una cierta distancia.

Lentes fotográficas para paisajes

Fotografía de paisaje con el 18-135mm

En mi caso yo utilizo el objetivo Canon 18-135 mm f/3.5-5.6 EF-S IS STM, que en el caso de Nikon, por ejemplo, correspondería al objetivo Nikon 18-200mm f/3.5-5.6 G DX ED VR II.

En mi opinión, la calidad es adecuada, pues la toma de decisiones cuando hay muchas opciones puede dar lugar a: perderte momentos increíbles, disfrutar menos del viaje y entre cambio y cambio podrás ensuciar tu espejo y sensor y esto someterá a tus fotos a esas horribles motas de polvo que a ninguno nos gustan.

Objetivo muy luminoso

Otro de mis esenciales en viajes. Un objetivo que además de tener muy poco peso, resulta muy económico.

Este tipo de objetivos, como la palabra indica, te aportan una asombrosa luminosidad que te permitirán realizar sesiones fotográficas en situaciones de baja luminosidad, fotografía nocturna o en interiores. Además, te permitirá jugar bastante con la profundidad de campo, gran ventaja a tener en cuenta.

Otra de las ventajas que nos aporta este objetivo y que quizás nos limita un poco el objetivo todoterreno, es la oportunidad de realizar retratos y fotografías con buena luminosidad en distancias intermedias, al mismo tiempo que nos permite obtener imágenes con muy poca profundidad de campo en distancias cortas.

Lentes fotográficas de retrato

Fotografía realizada con el objetivo 50mm

En mi caso uso el objetivo Canon EF 50mm f/1.8 II, un objetivo que nos aporta una calidad de imagen increíble. Mi focal fija preferida siempre que viajo. Y una alternativa en el caso de Nikon sería el objetivo Nikon AF-S DX 35mm f/1.8.

Me limito a recomendaros dos objetivos porque me gusta viajar ligera, que ninguna oportunidad de realizar una actividad o vivir una experiencia me sea limitada por mi gran mochila saturada de herramientas fotográficas.

Aconsejo limitar el tiempo de decisión, pues los momentos pasan, las buenas fotografías son naturales, además de fugaces; ahora están y de repente ya se han marchado, y no quiero que cometas el famoso error de perderte momentos irrepetibles e inolvidables por estar continuamente inseguro a la hora de tomar una decisión.

Nadie mejor que tú sabe las fotografías que tiene en mente, por lo que coge ese objetivo, no te tortures con las dudas y vive el mejor viaje de tu vida.

Espero que este post os haya sido útil y de gran ayuda a la hora de decidir qué objetivos fotográficos elegir para viajar en estas vacaciones. No olvidéis contactar conmigo para cualquier duda o comentario. ¡Nos vemos la próxima semana!